La Guantanamera | Año de lujo para el Arte del Guaso

-Año de lujo para el Arte del Guaso

Año de lujo para el Arte del Guaso

( 31 Lecturas) 8 / 1 / 2019
Escrito por Dairon Martínez Tejeda

El 2018 fue sin dudas, un momento de lujo para la cultura en la más oriental de las provincias cubanas, marcado sobre todo, por la declaración del changüí, ese género típico del lomerío, como patrimonio inmaterial de la Cultura Nacional.
Los recién concluidos 365 días, fueron de arduo bregar e innovación en el gremio guantanamero, con logros significativos. Cítese, por ejemplo la entrega de distinción por la Cultura Nacional a Xiomara Solís, líder de la Colmenita; al director artístico Lázaro Mcpherson, y al grupo Nengón Kiribá de Baracoa.

También Maribel López, directora del Guiñol, por sus 45 años de vida artística, fue honrada con el Espejo de Paciencia que entrega Camagüey.

Se suman a los lauros, el Gran Premio del II Festival de Música Caña y Azúcar 2018 del grupo musical Sonoridad Latina, del municipio de Manuel Tames, y el Ramiro Guerra 2018 que dio en interpretación danzaria, la Asociación Hermanos Saiz, a Elio Orestes Reyna, de Danza Libre, a Yoel González y Aracelis Dianet Lovaina de Médula, destacados en los concursos Vladimir Malakhov, en Holguín, y Danzandos, en Matanzas.

En Artes Plásticas, el Salón Concurso José Vázquez Pubillones 2018, estimuló a Anelí Pupo Rodríguez, por la obra Efecto Mariposa, y a Jesús Ángel Martínez Favier por El Grito, en fotografía y pintura respectivamente; mientras que Geny Jarrosay, se llevó la Beca de creación Germán Simonó del Concurso Regino Eladio Boti por la serie fotográfica Causas y Efectos.

Por su impronta en la vida citadina trascendieron los conciertos de la trovadora Markia Sierra; La Cruzada; el guitarrista clásico Joaquín Clerch; Raúl Torres; David Blanco; Los Papines; el grupo Moncada; el cantautor cienfueguero Nelson Valdés, e Ivette Cepeda y su grupo, entre otros.

En materia de eventos hay que recordar el encuentro Va Riendo el Guaso con su toque de buen humor y sátira caribeña; la bienal Saltapalabra, que atrajo a varios narradores orales; el Sazonando, tributo al destacado músico Lilí Martínez Griñán, y la Jornada de la Cultura Cubana, que acogió el acto nacional por los 14 años de la Brigada de Instructores de Arte José Martí y homenajeó a figuras como Regino Eladio Boti, a 140 años de su natalicio.

La novena edición del Festival del Changüí tampoco se queda atrás, pues mostró la vitalidad e influencia del ritmo autóctono guantanamero, en géneros clásicos, urbanos, bailables y contemporáneos. Así se evidenció en la obra del grupo Aire de Concierto, del Septeto Santiaguero, de los pianistas Ernesto Oliva y Alejandro Falcón, y de Celso, El guajiro, homenajeado en el evento.

Atractiva confluencia de sonoridades resultó el Festival Chocolate con Café, al que Waldo Mendoza convidó a Adrián Berazaín, Buena Fe, Qva Libre, Karamba, Mayko D’ Alma, Eliades Ochoa, JG, Alabao, el Ballet de Camagüey, junto a los locales Folklórico Babul, Quinteto de Saxofones Conatus, el rapero Soldado Raso y el grupo Mitumbáo.

Válido destacar el cuarto Encuentro de Jóvenes Coreógrafos con propuestas de reconocidas compañías como Retazos y Danza del Alma, de La Habana y Villa Clara; y la Jornada Presencia Francesa que dio pasos considerables para rescatar y visualizar los valores galos en las costumbres y arquitectura local.

En las temporadas artísticas, Danza Fragmentada sobresale, al celebrar 25 años de creada y 40 años de Ladislao Navarro Tomasen, artífice del proyecto. Fueron días de estrenos, como Cardiopatía e Isla y reposiciones, entre ellas el clásico El Puente de Aguilera, este último, se presentó en la temporada 51 del Ballet de Camagüey, donde la maestra Aurora Bosch, joya del Ballet Nacional de Cuba, elogió la actuación de la compañía.

Igualmente sobresalió el teatro, con espectáculos atractivos a todas las edades, desde el conjunto Dramático con Las Flores Contadas en la Sala Campanario; el grupo Ríos con Eleguá y sus historias; el Guiñol con Niños de Papel, y La Barca con Un mundo de Caballos y Valientes, estas últimas fueron enaltecidas en el Festival Nacional de Teatro, de la ciudad de los tinajones.

Los Carnavales, la Feria del Libro, la 42 Jornada de la Canción Política… muchos fueron los sucesos de mérito en la cultura durante el 2018, pues aún en medio de las carencias materiales, el arte no se detuvo. La parada para el 2019 viene bien alta, ya desde este mes, con la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, evento que crece en aceptación y demanda del público nativo, principal medidor del trabajo cultural en la provincia.


Compartir en las Redes Sociales:
Compartir en Twitter ... Compartir en Facebook ... Compartir en Google+