La Guantanamera | Fructífero año cultural en Guantánamo

-Fructífero año cultural en Guantánamo

Clausura Fiesta a la Guantanamera 2017

( 34 Lecturas) 5 / 1 / 2018
Para reseñar lo más significativo que en 2017 aconteció en materia cultural en Guantánamo, resulta esencial recordar al General de Ejército Raúl Castro Ruz...
...cuando dijo que “hoy estamos doblemente amenazados en el campo de la cultura: por los proyectos subversivos que pretenden dividirnos y la oleada co­lo­ni­za­dora global”.

En el contexto que vive nuestro país, mediado por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, el sector cultural del extremo más oriental manifestó su postura ante las constantes y ofensivas declaraciones del gobierno norteamericano.

Como respaldo a la Declaración del Gobierno Revolucionario Cubano frente a los hostiles e irrespetuosos pronunciamientos de la Casa Blanca, los artistas guantanameros unieron sus voces el pasado junio en una cantata por la paz y en defensa de las conquistas socialistas.

Durante aquella velada se expresó que el sector intelectual sigue siendo escudo y espada de la nación y desea continuar trabajando en una fecunda relación que permita el crecimiento espiritual de ambas naciones.

En una muestra de admiración y respeto al Comandante en Jefe la jornada Canto a Fidel, Canto a la Patria rindió honores al Líder en la provincia en el primer año de su fallecimiento.

Asimismo durante el año se homenajeó a Ernesto Guerra de la Serna al conmemorarse medio siglo de su desaparición física.

El ideario revolucionario e internacionalista del Che fue evocado por jóvenes y consagrados artistas del territorio durante la Jornada de la Canción Política que posibilitó el intercambio con Aleida Guevara March, hija del internacionalista argentino.

En el emotivo y diáfano conversatorio que sostuviera en Guantánamo con los jóvenes de la vanguardia artística, Aleida reveló anécdotas e historias relacionadas con su padre.

Durante su estancia en el territorio, Guevara March se sumó a las actividades de la Jornada y a la peregrinación histórica que desde la Casa del Joven Creador hasta el Obelisco de los Mártires Guantanameros, realizan anualmente los artistas invitados vísperas del 4 de agosto.

El más longevo de los eventos que organiza la Asociación Hermanos Saíz en el país, posibilitó las presentaciones de los destacados cantautores Pepe Ordaz y Eduardo Sosa, los proyectos Trovuntivitis y Caña Santa, de Santa Clara, la joven intérprete Annie Garcés, entre otros trovadores.

El gremio de los jóvenes artistas trascendió durante el año por las múltiples jornadas, exposiciones, peñas y espacios organizados, y porque sus principales eventos salieron de los predios de la institución, y se insertaron en las comunidades, en escuelas, centros de trabajo y fundamentalmente en los municipios montañosos de la provincia afectados por el huracán Irma.

En ese sentido, durante en el mes de septiembre una brigada de más de 30 artistas del Guaso partió hacia los municipios de Manuel Tames y Yateras para apoyar las labores de recuperación y brindar el mejor de los espectáculos en las comunidades que sufrieron los mayores perjuicios.

Fue el gesto desinteresado de los artistas una oportunidad para llevar el arte más genuino y puro a los habitantes de la serranía para entre sonrisas, y a veces lágrimas, llevar un mensaje de amor y confianza revolucionaria.

En el contexto de las celebraciones por las tres décadas del Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la institución desarrolló desde principios de año una programación que resaltó por su constancia y efectividad en la transformación del gusto estético de la población guantanamera.

Desde su creación en 1988, la Uneac del territorio impulsa, preserva y difunde los valores del arte y la literatura basando su trabajo en la política cultural de la Revolución.

Sobresalen por ejemplo en 2017 eventos como el Encuentro con la crítica La Escena ¿tiene guararey?, la Jornada de Conciertos de Otoño y el VII Encuentro de Voces al que estuvo invitado el conjunto de música antigua Exulten.

Auspiciado por la Uneac y otras instituciones culturales en Guantánamo se desarrolló el 39 Concurso de Literatura y Artes Plásticas Regino Eladio Boti.

Video creación, pintura, dibujo, grabado, escultura, instalación y fotografía fueron las modalidades en las que conocidas figuras del país y noveles artistas del patio compitieron por los premios del Salón en el quedaron 19 obras finalistas.

Como parte del programa se impartieron conferencias y tuvieron su apertura exposiciones personales y colectivas. Asimismo, en la jornada botiana se realizó el emblemático espacio Ciruelo Rojo por el cual desfilaron escritores, poetas y promotores culturales que ofrecieron valoraciones acerca de la creación literaria en el territorio nacional.

Si de conmemoraciones y aniversarios de instituciones se escribe, no debe olvidarse al teatro Guaso de Guantánamo, que arribó a seis décadas. El agasajo incluyó una programación que atrajo hasta la más oriental lo más exquisito de la cultura nacional y local.

Entre sus momentos musicales más significativos estuvieron los conciertos de Omara Portuondo, Luna Manzanares, Raúl Paz y Adrián Berazaín.

Pero sin dudas, la más memorable de las propuestas de artes escénicas -que incluyeron de casa, por ejemplo, las temporadas de las compañías danzarias y el grupo humorístico Komotú, y desde Las Tunas y La Habana las presentaciones del grupo Teatro Tuyo y Habana Compañas Dance- fue la presentación del Ballet Lizt Alfonso Dance Cuba.

Destacadas figuras y agrupaciones del Alto Oriente celebraron también en la recién concluida etapa aniversarios importantes: el maestro, bailarín y coreógrafo Ernesto Llewellyn y el actor Ury Rodríguez (40 y 30 años de vida artística, respectivamente), el grupo Carpandilla y la orquesta Sabor y Ritmo (10 y 55 años de fundados, respectivamente).

Nuevamente destaca del periodo cultural del 2017 el recorrido que realizaron titiriteros, actores, músicos e investigadores en la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, que en su vigésimo séptimo itinerario visitó 207 comunidades del lomerío guantanamero.

Etinerancia y la Troupe da Lona Preta, de Brasil, la mexicana Kalipatos Teatro y la compañía danesa de teatro infantil Mish Mash International Theater, junto a la holguinera Palabras al Viento, acompañaron al Teatro Guiñol de Guantánamo, el conjunto La Barca y al resto de los conjuntos teatrales locales.

Otro aparte durante el año lo constituyen los éxitos de la joven compañía Médula en el Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov -Grand Prix de Interpretación Femenina para la bailarina Dianet Lobaina Frómeta y el Grand Prix de Coreografía Codanza para Yoel González, coreógrafo y director de la agrupación-.

Además destacan el premio especial Ramiro Guerra al novel bailarín y coreógrafo guantanamero Julio César Rodríguez y el premio Guamo que concede en el año la Uneac guantanamera a la bailarina Inés María Preval Castellanos.

Debe rememorarse el Encuentro de jóvenes corógrafos que organizó la AHS para estimular el diálogo y la confrontación de las nuevas generaciones de danzantes; la participación del Ballet Folclórico Babul en una gira por Francia y la del grupo portador Tumba Francesa Pompadour Santa Catalina de Ricci en el Festival Habana World Music.

En el orden de los que resultaron estimulados hay que aplaudir al destacado saxofonista, arreglista y compositor guantanamero Conrado Monier Ribeaux, el flautista y pedagogo Axel Rodríguez Lora y José Cuenca Sosa, encargado del Centro de Documentación e Investigación Musical Rafael Inciarte Brioso, del territorio, todos investidos con la Distinción por la Cultura Nacional, en mayo último.

También de Guantánamo y por primera vez en la provincia, obtuvo el Premio de la Crítica Literaria que concedió el Instituto Cubano del Libro el destacado narrador y escritor para niños Eldys Baratute Benavides, por su texto Otras tonadas del violín de Ingres.

En el año contribuyeron a fomentar la espiritualidad del pueblo eventos habituales como la Feria del Libro, dedicada al notable intelectual cubano Armando Hart Dávalos y con Canadá como país invitado.

El mayor suceso editorial del archipiélago posibilitó la circulación aquí en nuestro territorio de más de 74 mil ejemplares, buena parte de ellos los nuevos títulos y reediciones de obras de autores locales y nacionales publicadas bajo el sello El Mar y la Montaña.

En el ámbito musical sobresalieron como parte de giras nacionales el concierto en tres actos protagonizado por el proyecto de música electrónica Casabe, el grupo Moncada y Buena Fé; las presentaciones de Paulito FG e integrantes del proyecto Sonando en Cuba y el retorno a los escenarios guantanameros del grupo Compay Segundo.

También se incluyen las fiestas populares que atrajeron a numerosos músicos como la cantante Yaíma Sáez y el grupo Maikel Blanco y su Salsa Mayor; el Festival Internacional de Rumba Timbalaye y recientemente el Concurso de Música Popular Lili Martínez Griñán.

De manera especial sobresale la realización del primer festival Chocolate con Café en el marco de la Jornada de la Cultura Cubana.

La iniciativa del cantante y compositor Waldo Mendoza reclutó en el Guaso notables músicos, instrumentistas e intérpretes de distintos géneros y formatos quienes junto a los músicos locales regalaron variadas presentaciones a la familia guantanamera.

Cerró el ciclo cultural del pasado año con la realización de la 21 Fiesta a la Guantanamera con un programa en la que sobresalieron encuentros de agrupaciones rumberas, conciertos, funciones danzarias, ferias de artesanía popular, paneles teóricos, entre otras actividades dirigidas a promover la excelencia y autenticidad los valores artísticos culturales de la localidad.

En el marco del 147 aniversario de la entrega del título de Villa a la ciudad de Guantánamo, la cita se dedicó a las dos décadas del Anuario Cultura y Vida y tuvo entre sus principales atractivos a los cantantes Osdalgia Lesmes y Mayito Rivera.

Opciones variadas, el desarrollo de actividades que contribuyeron a la formación de valores en la población, la consolidación del movimiento artístico intelectual guantanamero y la aparición de jóvenes artistas con propuestas estéticas interesantes, son aspectos que marcaron el desarrollo cultural en 2017, y que en el presente deben mantenerse para lograr la mayor coherencia en la aplicación de la política cultural de la Revolución por todas las entidades que de un modo u otro difunden arte cubano.


Compartir en las Redes Sociales:
Compartir en Twitter ... Compartir en Facebook ... Compartir en Google+